martes, 8 de noviembre de 2011

5. Los tapices artesanales de alto lizo

El TAPIZ es un tipo de tejido con decoración policromada, copiando un modelo o cartón donde se cubren los hilos de la urdimbre con el cruzamiento de la trama. 
Los tapices se tejen manualmente en telares de urdimbre vertical o "alto lizo". Los materiales utilizados son la lana o el lino para la urdimbre, lanas teñidas para las tramas de colores y la seda para matizar algunos motivos.

Se utiliza el lizo (armazón parecido a un peine con orificios a través de los cuales se pasan las urdimbres alternas) que consiste en pasar la lanzadera hilo sí e hilo no, de la urdimbre para confeccionar así la trama.

Estos telares especiales capaces de aguantar una tensión muy fuerte. Las "tramas" de los tapices logran conseguir de mano de los artistas resultados cargados de imaginación y creatividad. El resultado es espectacular consiguiendo efectos de luz, color y movimiento sorprendentes.

Los Telares de alto lizo son los que llevan colocada la "urdimbre" de forma vertical y se reservan para el tejido de los tapices.

LOS MATERIALES EMPLEADOS EN LA CONFECCION DE TAPICES SON:



- ALGODÓN, HILO, LANA, SEDA Y LINO
ALGODÓN: Dado su excelente resistencia a la tensión, el hilo de algodón se utiliza en el telar tanto en la "urdimbre" como en la "trama".

HILO: Se suele llamar hilo a toda mezcla de materias que proporciona algo muy fuerte y fino. Existe hilo hecho con una mezcla de algodón y acrílica y poliéster. El color que se le da no se destiñe y no encoge.

LANA: Al igual que el "hilo", la lana aparece bajo una inmensa variedad de colores y aspectos. Existen distintos tipos de lana en función de su origen: Oveja, Alpaca, Camello.


LINO: Es un material algo rígido . Es un hilo noble que se suele utilizar en la "trama" en una "urdimbre" de algodón".

SEDA NATURAL: Se trata de un material muy fino dificil de tejer. Los resultados son muy sutiles y delicados.



HILADOS y TEJIDOS - EL ARTE DE TEJER TAPICES DE ALTO LIZO

Tejer, transformar fibras naturales en telas por medio del hilado y posterior tejido, es una actividad desarrollada por el hombre desde la Prehistoria.
A
l mismo tiempo que los hombres primitivos aprendieron a tejer cañas o hierbas para hacer cestas (el origen de la cestería) en las que poder llevar cosas, pudieron experimentar la misma técnica retorciendo la lana de las ovejas hasta conseguir un tosco hilo. Más adelante descubrirían que si colocaban algunos hilos paralelos en el suelo y después otro grupo de hilos atravesados encima de los anteriores a la manera del tejido de las cestas conseguían un tejido o trozo de tela con el que poder fabricar una prenda.
 

Fue ese momento en el que apareció el primer
 ARTESANO TEJEDOR de la historia y también cuando se habría inventado la URDIMBRE y la TRAMA.
El primer grupo de hilos paralelos forma la urdimbre y el segundo colocado en ángulo recto con el primero, la trama. 

Para preparar el hilo o la hilaza para confeccionar el tejido es necesario en primer lugar retorcer las fibras naturales hasta conseguir de ellas la longitud adecuada para ello se utiliza el 
HUSO. El huso consiste en una vara pequeña donde se engancha el 
copo esponjoso de lana o algodón para hilar. Haciéndolo girar retorciéndolo hasta formar una hilaza alargada.

Para confeccionar una prenda se utiliza el TELAR. El mecanismo básico consiste en enrollar la urdimbre en el armazón del telar y después entretejer la trama. La lanzadera lanza los hilos de la urdimbre sobre la trama y poco a poco se va tejiendo. 

Para ello se utiliza el LIZO que consiste en pasar la lanzadera hilo sí e hilo no, de la urdimbre para confeccionar así la trama. El lizo es un armazón parecido a un peine con orificios a través de los cuales se pasan las urdimbres alternas.


TAPICES ARTESANALES DE ALTO LIZO 

Los tapices de alto lizo se tejen en telares especiales capaces de aguantar una tensión muy fuerte. Las "tramas" de los tapices logran conseguir de mano de los artistas resultados cargados de imaginación y creatividad. El resultado es espectacular consiguiendo efectos de luz, color y movimiento sorprendentes. 


TÉCNICA

La técnica de tejer tapices con el sistema del telar de alto lizo ha sido compleja en todos los tiempos; en la antigüedad, se mantenía en secreto profesional el proceso técnico y pocas personas podían acceder al oficio de tejedor de alto lizo. Actualmente, la técnica de tejer tapices está condicionada por sus propios contratiempos, lo que ha hecho necesario dinamizar las ortodoxias técnicas para hacer más fácil su conocimiento artístico.

Para tejer un tapiz se necesita un telar, materiales textiles, un diseño y los conocimientos técnicos.

El telar de alto lizo, en esencia, es una máquina medieval que tiene dos cilindros: uno en la parte superior y otro, distante, en la parte inferior.

El tejido o tapiz está formado de dos partes: el urdimbre y la trama.

El urdimbre consta de unos hilos tensados perpendicularmente en el telar, está enrollado en el cilindro superior pero fijado del otro extremo en el cilindro inferior. Así, visiblemente, entre los dos cilindros aparece una pantalla densa de hilos de algodón o de lana en posición vertical a la que denominamos urdimbre. El urdimbre es el soporte de todas las tramas, que irán entrecruzándose a su alrededor dando formas y texturas de color.


Las tramas son tan diversas como exige el diseño. Pueden ser fibras de origen vegetal como el lino, el algodón, el yute, etc., u otras fibras de origen animal como las lanas o las sedas; en otras épocas se tejían el oro y la plata, actualmente se tejen toda clase de fibras sintéticas. Las tramas son dispuestas con habilidad y rapidez por el tejedor o licero que, con su maestría, parece que toque el arpa, ofreciendo un espectáculo de notas de color para los ojos.

Una vez tejida la pantalla de urdimbres tensos, si hubiera de ser más largo el tejido, se procederá al enrollado del tejido en el cilindro inferior, provocando en esta tensión de enrollado una continuación de urdimbre nuevo procedente del cilindro superior. La continuación en el nuevo urdimbre se tejerá a semblanza del espacio anterior, procurando la unidad de la pieza definitiva, el tapiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada